Buscar...

Cuatro Aspectos para Revisar su Manuscrito: Leer, Reflexionar, Reescribir y Responder

Por Rafael Pineda-Perdomo | Domingo, 28 de Marzo de 2010

OXFORD, Reino Unido. a buena noticia es que completes y envíes un manuscrito, cumpliendo así uno de tus objetivos, publicar tu articulo en un revista profesional. La mala noticia es cuando los pares revisores solicitan que revises tu manuscrito antes de verlo impreso.

Sí puedes pensar en los comentarios de los editores y revisores como una oportunidad para mejorar tu trabajo, estarás varios pasos cerca de ver tu artículo en línea o impreso. Las 4 R pueden ayudar a los autores para convertir los comentarios de los revisores en un manuscrito pulido y publicable.

La Lectura es importante para ver sí lo que escribes actualmente se opone o no a lo que tú piensas escribir. Una vez tú dejes de lado cualquier sentimiento de perdida o rechazo, lee todo tu manuscrito de nuevo. Lee tus palabras en voz alta: lee luego para un par (compañero, amigo) o un mentor; lee luego para tu gato. Lee todos los comentarios de los revisores y el editor, no importa lo difícil que se escuche una crítica a tú trabajo. A menudo lees tú manuscrito y los comentarios de los revisores y lo más probable es que tú reconozcas algunas torpezas en sentencias o frases y errores gramaticales.


Reflexionar sobre tú trabajo y tus pensamientos acerca de los revisores ayudará a que ganes valor sobre la perspectiva de este proceso y trates con algún sentimiento remanente de dolor o rechazo. Reflexiona sobre lo que dicen los revisores. ¿Ellos comprenden muchos de tus puntos, sugieren reorganización, hay un montón de errores en las citaciones, dónde están los vacíos en la información que tú presentaste, hay un requisito para un reanálisis o reinterpretación de la información?

[Pic] Useless notebook
Useless notebook by rdjfraser via Flickr 
Ahora resumirás los mayores problemas para ti. Sí tú no comprendes lo que ellos (revisores) te están solicitando, no serás capaz de revisar tu manuscrito apropiadamente. Una vez tú hayas leído y reflexionado, puedes decidir como proceder con tus revisores. Tienes varias elecciones en le proceso de revisión:

  • Puedes elegir enviar tu manuscrito a otros lugares (revistas). Algunos requisitos para la revisión reflejan la posibilidad de que tú hayas elegido una revista que no era la más adecuada.
  • Puedes declinar para revisar tú manuscrito y lanzarlo a algún cajón. ¡No recomendado! Debes colocar un poco de trabajo en tu escrito y así los revisores y editores gastarán poco tiempo y esfuerzo intentando ayudarte a pulir tu trabajo para una posible publicación.
  • Puedes postergar, e incluso cancelar tú envió al editor e iniciar todo de nuevo (no recomiendo esto por algunas razones expuestas abajo).
  • Puedes preguntar por ayuda de cualquier colega o editor profesional. La ayuda profesional puede acarrear costos; los colegas pueden asistirte y tú agradecerles o invitarlos a cenar. Obtendrás el máximo provecho de esto sí has gastado algún tiempo en los primeros 2 pasos de leer y reflexionar y ya tendrás alguna idea de lo que necesitas hacer.
  • Y finalmente, podrás sentarte en tú escritorio y pasar al siguiente paso, reescribir.
    La escritura en sí misma es un nivel de mayor elaboración intelectual que exige dominio de lo que se pretende comunicar y capacidad de interacción entre el escritor y lector de manera tal que se logre una relación dialogal entre personas de diferentes tiempos y culturas (Gómez, 2002 p. 86).
    Pero en este momento debes tener una idea sí planeas hacer esto. Hazle saber al editor de tus planes. Sí planeas no revisar y reenviar el manuscrito, ponte en contacto con el editor con unas palabras de agradecimiento y tus razones para no querer continuar con el proceso de publicación en este momento (p. Ej. No puedes dedicar tiempo en este momento debido a razones personales o de trabajo). Sí decides revisar tu manuscrito, puedes proveer una estimación de cuanto te tomará mejorar tú trabajo. Los editores constantemente reciben nuevos manuscritos y deben planificar los próximos meses para los números de las revistas. Para ellos es importante saber cuáles manuscritos están siendo revisados, cuánto podrían esperar por la revisión y cuáles no serán devueltos.

    Reescribir, como muchos autores exitosos han declarado, es la esencia de una buena escritura. La claridad en la escritura refleja un claro pensamiento; una clara sentencia, párrafos claros y un manuscrito que esta bien escrito y no es un accidente. Esto puede tomar varias revisiones para hacer sentencias, párrafos y secciones como sea posible. Tú deberías preguntarte a ti mismo algunas cuestiones críticas: ¿Iniciaré por el principio, proveeré a los lectores con la información esencial para comprender todo lo que sigue, me he anticipado a las preguntas y preocupaciones de los lectores, tiene un párrafo lógico seguido de un párrafo precedente, y da lugar al siguiente (cohesión), ¿hay alguna información rara que, aunque interesante, puede servir para distraer la atención de mí mensaje?
    Un chequeo final a través de tú manuscrito, renómbralo o actualiza tú información de contacto, chequea tus referencias completas, información en las tablas o figuras, verifica todos los requisitos de publicación. Vuelve a revisar los comentarios de los revisores y  confirma que tú has direccionado todo lo concerniente a lo que ellos mencionaron. Ahora estas listo para el paso final, devolver tú manuscrito con una respuesta.

    Responder de una manera precisa a los comentarios de los revisores y editores es un paso crítico que requiere una mirada. Algunas revistas tienen un formato de respuesta específico que puede ser seguido completamente. Sí no hay guías para responder, aquí hay algunas sugerencias:
    • Agradece a los revisores y al editor por sus pensamientos y útiles comentarios. La revisión y edición consumen tiempo y los comentarios son realizados para guiar a los autores a mejorar su trabajo.
    • Resumir las revisiones hechas en gramática, ortografía, formato o referencias realizadas en tú manuscrito (p Ej. Todas las referencias fueron actualizadas o adecuadas al formato de la revista).
    • Hacer más detallados los comentarios acerca de solicitudes específicas de alguna reorganización
    • Responder específicamente a algunos solicitudes hechas por el editor (p Ej. el permiso para reimprimir la tabla 2 esta incluido).
    • Explicar tus razones para no realizar los cambios sugeridos por los revisores. 
      Ahora esta listo para enviar tu manuscrito, no niegues una buena etiqueta de comunicación. No argumentes al editor acerca de tus decisiones, no te quejes de los revisores, no amenaces con alguna acción de nuevo a la revista, asociación, el publicador o el equipo editorial. Las amenazas no ayudan con ningún propósito útil y dejan una mala reputación.
      Reenvía el manuscrito de manera detallada como se indica en las guías de autor o desde la comunicación prioritaria de una oficina editorial. Muchas revistas usan ahora sistemas web de gestión de manuscritos electrónicos (como las plataformas Open Journal System y Scholar One, entre otros), así que presta atención a los detalles de archivo, convenciones de numeración del manuscrito. Es posible que un reenvió pueda ser visto como un nuevo manuscrito por los asistentes editoriales sí el archivo no es enviado correctamente. Finalmente, mantén el contacto con el editor, pero no por teléfono o escribiéndole semanalmente preguntando acerca del estado de tu manuscrito. Muchas guías de revistas proveen alguna estimación de cuanto puede demorar el proceso desde el envío del manuscrito hasta su publicación (de tres a siete meses). Sí cambas de dirección de correo electrónico u otra información de contacto, notifica a la oficina de la editorial. No podrán contactarte si no tienes la información actualizada.

      El proceso original de escribir y enviar manuscritos requiere coraje y paciencia. A menudo, en un manuscrito profesional es donde los autores han revelado públicamente su manera de pensar por escrito. Esto puede ser difícil para los autores, moverse más allá de la crítica de su trabajo para realizar una buena revisión. Siguiendo este marco de las 4 R los autores pueden tener éxito en la abrumadora tarea de revisar un manuscrito. IdE

      Charon A. Pierson, PhD, GNP-BC, FAANP es la Editora de Nurse Author & Editor y editora en Jefe de el Journal of the American Academy of Nurse Practitioners.

      Traducción y adaptación del artículo: Pierson, C. A. (2008). The 4 R's of Revising Your Manuscript: Reading, Reflecting, Rewriting and Responding. Nurse Author & Editor, 18 (2).
      * Nótese que el título original hace referencia a las 4 R, pero en la traducción al español no coinciden en número.

      Referencias

      Gómez, S. Consuelo. (2002). La profesionalización de la enfermería en Colombia. En: Barrera, L; Pinto, N. & Sánchez, H. (Editoras). El arte y la ciencia del cuidado. Bogotá, Unibiblos.

      No hay comentarios.:

      Publicar un comentario